Jeringo

Las palabras de la tribu

Un jeringo es un churro, esa ‘apetitosa fruta de sartén en trozos y con estrías’: Ve a la plaza y compra un cucurucho de jeringos. Y jeringuero es la ‘persona que los hace y vende’.  

De tejeringo, (en Andalucía y Badajoz, ‘churro’, según el diccionario) directamente de jeringa ‘instrumento con el que se echa la masa en la sartén’ (antiguo xiringa del latín syringa ‘jeringa, lavativa’, a su vez del griego syringos ‘caña, tubo’ y luego también ‘flauta’). Término más empleado el sur de Extremadura, por influjo de la vecina Andalucía donde también se conocen como tallos y calentitos (una ruea de calentitos).

Santos Coco reseña jeringo como ‘una especie de buñuelo’: Me desayuno sólo con café y dos jeringos (muy corriente en Badajoz). En la Siberia Extremeña, regordo ‘churro’ (porra en Madrid).

Camilo J. Cela emplea la voz tejeringo en «La familia de Pascual Duarte» a propósito del convite de la boda del protagonista (y narrador) con Lola:

Para las mujeres había chocolate con tejeringos, y tortas de almendra, y bizcochada, y pan de higo, y para los hombres había manzanilla y tapitas de chorizo, de morcón, de aceitunas, de sardinas en lata…

©jjferia

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s