Angüejo

anguejo2

El angüejo es el ‘ombligo de Venus’, una planta crasulácea de hojas carnosas en forma de sombrilla. En la pared del corral hay mucho anguejos.

Frecuente en muros y tejados viejos, se le atribuyen propiedades vulnerarias (cicatrizar llagas y heridas) aplicada como emplasto, por lo que también es conocida como hierba de bálsamo.

En otras partes recibe nombres tan gráficos como oreja de fraile, gorro de sapo, sombrerito

También es conocido en nuestra tierra como vasillo (que se convierte en basilio en Puebla de Obando y basidro en Albalá). Entre otros nombres vernáculos no menos expresivos como sombrerillo (en Herrera del Duque) y embudillo por la forma redonda de sus hojas hundidas por el centro, donde se inserta el rabillo.

Este último es muy corriente en La Siberia (Talarrubias, Siruela…) En varias comarcas de Extremadura aparece otro diminutivo de embudo como embudejo y sus variantes embuejo, ambudejo (en Oliva de la Frontera) o ambuejo, de donde a la postre procede angüejo.

Isabel Gallardo emplea la forma embudillo en su novela inédita: «Torres muy altas»:

“Crecían las yedras, las uvas de lagarto, los embudillos y otras plantas parasitarias”.

©jjferia

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s