Resencio

Las palabras de la tribu

Resencio es el ‘relente o humedad que en noches serenas impregna la atmósfera’: Este resencio se le mete a uno en los huesos. Se emplea más en la expresión al resencio ‘expuesto al sereno o aire húmedo y frío de la noche’.

En la sierra salmantina encontramos recencio donde se considera que viene de cierzo ‘viento del norte’ por sus efectos el frío y la escarcha, o más probable del latín recens –ntis por medio de derivados como recentius y recentiare ‘refrescar’. Es la forma que usa Gabriel y Galán en “Cara al cielo”:

Bien de mal se me jaci de nochi
jechal caminatas
y aguantar con el cuerpo el recencio
de por las mañanas.

En Extremadura alterna recencio en el norte con resencio en el sur. Dos ejemplos: En Hervás, recencio ‘vaho o evaporación continuada que se produce en los ríos creando una humedad constante’; y en Mérida, resencio ‘el frescor de la noche poco después del crepúsculo’.

En entornos seseantes como Alburquerque y Fuente del Maestre, resensio como ‘el airecillo de la mañana’.  Y así en el poema “Extremadura” de Luis Chamizo:

Adoban el resensio la tierra húmeda,
el perejil silvestre, la yerba cáustica,
romeros y tomillos,
almoradú, jarancios, brezos y jaras.

© La Voz de Feria

Las palabras de la tribu

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s