Pelona

Palabras con raíces

 

Una pelona es una ‘helada, especialmente cuando es fuerte a causa del frío intenso’. Entonces el campo amanece con esa tonalidad blanquecina del rocío al helarse. Además de en Feria y su comarca, se emplea en toda la región donde se oye la expresión caer una pelona por ‘helar’: ¡Qué biruje hace esta noche, va a caer una pelona…!

De amplia extensión en Extremadura, a lo largo de las vías pecuarias llegó hasta la Montaña Leonesa: Mira comu está todu blancu, güey cayou una buena pelona (Babia y Laciana). Una variante es pelúa (en Cañamero, Monroy, Casas del Castañar, Cabezuela del Valle, Montijo, Azuaga, entre otras localidades en las que pueden alternar las dos formas).

El nombre, derivado de pelo, se debe seguramente al efecto de la helada sobre la parte foliácea de las plantas, a las que deja peladas, por similitud del que pierde el pelo por una enfermedad que llamaban la pelona. Su relación con la expresión “hace un frío que pela” no deja de ser una divertida ocurrencia.

Consecuencia de una buena pelona es el carámbano de los tejados al congelarse el agua que gotea tras la nevada y el que se forma en los charcos. Como aparece en esta estrofa de En la majada, una de las «Campesinas» de Gabriel y Galán:

Se mete hasta los tuétanos
el húmedo relente
y el filo del carámbano
parece que se siente
por la carne dolorida penetrar.

Las helás o pelonas más temidas son las tardías, que se producen ya avanzado el invierno; de aquí el refrán: Arbolitos que estáis en flor, Dios vos libres del aire de la Encarnación.

Reyes Huertas en una de sus Estampas Campesinas Extremeñas («Ventura ha matado un lobo») usa esta palabra:

En esto llegó el mayoral, que entró ya sin cayado, refregándose las manos y dando tiritones:
—¡Vaiga pelona que va a caer esta noche! Amos, Ventura; anímate, hombre y enseña a estos señores la pieza que has cobrao.

jjferia