Sesmo

La Voz de Feria

Sesmo es un camino o vereda que se aparta de otro principal, servidumbre de paso para una finca. Se localiza en Tierra de Barros y Campos de Zafra.

Santos Coco en su «Vocabulario Extremeño» explica el término con todo detalle: Sesmo es el camino que va entre dos propiedades pequeñas, por donde apenas puede pasar un carro. (En Mérida y otros pueblos de la provincia de Badajoz). Servidumbre para el sitio donde están las siembras (Cabeza del Buey): He venío por el sesmo que hay entre la tierra del tío Bastián y la de mi tío.

También en Andalucía sesmo ‘camino estrecho que se aparta de otro principal’: El camino… más adelante se dividía en veredas, en sesmos, en angostos carriles… (Venceslada). En el DLE, sesmo como de España Occidental con este sentido de ‘linde entre dos propiedades que se usa como camino’.

Sesmo o sexmo procede del latín seximu ‘sexta parte’, derivado de sex ‘seis’, por cada una de las seis partes en que en principio se dividía el término o territorio a la redonda de un concejo para su distribución entre los colonos, los cuales tenían derecho a pasar por las lindes o divisorias para comunicarse con los caminos principales sean de herradura o carreteros. Con el tiempo se llamó sesmo a la linde entre los distintos predios que se emplea como sendero.

Sesmo con sus derivados sesmero y sesmería aparece con frecuencia en la toponimia local y extremeña. Términos que aparecen con su significado primario en la obra «La Villa de Feria» del cronista local José Muñoz Gil, con la ortografía etimológica:

En este mismo sentido podemos añadir el de la Sexmería, con el que se denomina un paraje próximo al castillo, de clara significación repobladora. Esta denominación recuerda el lugar próximo al ejido, donde se hicieron los repartos de tierra; función que le correspondía al sexmero, cargo concejil que señalaba, amojonaba y marcaba los sexmos para su distribución.

Bernardo V. Carande emplea el término sesmo con la acepción secundaria de ‘servidumbre de paso’ en «Besana y abolengo»:

Un día tomó el camino, todos los caminos, sesmos, sendas y atajos hasta llegar al campo. Suyo. Recorriendo primero el de los demás, donde se fue haciendo hombre. Campesino.

Juan-José Becerra Ladera

La Voz de Feria
SESMO

Anuncios