Morcilla lustre

La morcilla lustre es una clase de ‘embutido que se hace con sangre y gordura de cerdo o de borrego y otros ingredientes como cebolla, perejil y especias, que le otorgan un sabor característico’. Que arregle la habitación, que arregle la habitación… Te repites más que la morcilla lustre.

A la morcilla lustre hay que pincharla con el pique para que salga el aire después de darle un hervor. Por ello presenta un aspecto lustroso y bruñido, siendo este rasgo el origen de su nombre. Esta clase de morcilla es ingrediente indispensable de un plato tradicional de la cocina de Feria: “Las papas con revoltillos y morcilla lustre“.

Así se llama, además de en nuestro pueblo, en gran parte de la provincia de Badajoz, donde también es conocida como morcilla mondoga o mondongo (San Vicente de Alcántara, Alburquerque, Badajoz y Mérida), morcilla de vientre (Herrera del Duque y Puebla de Alcocer).

Con los mismos o con algún otro ingrediente especial, en la Alta Extremadura recibe los nombres de morcilla fresca (Cáceres y su entorno), morcilla de quico (Las Hurdes y Valle del Alagón), de sangre (Sierra de Gata), de cebolla… entre otras denominaciones como turra (en Riolobos y Torrejoncillo).

Mención aparte merece la charanga o taranga (en Villarta y Fuenlabrada de los Montes) variante del castellano tarángana ‘especie de morcilla muy ordinaria’. A veces con verdura como la de Guadalupe.

El escritor costumbrista Reyes Huertas (Campanario, La Serena) emplea la denominación morcilla de lustre en su novela «La sangre de la raza» al describir el ajetreo de una matanza:

Vino Antonia, la cual riñó a la chiquillería, y empezó a hablar a Medina de morcillas de lustre, de chorizos bofeños, de la cachuela, del adobo, y de las tajadillas.

Las hermanas Gª Hernández recogen en Ribera del Fresno la forma de hacer la morcilla lustre en su cuaderno de recetas «La mejor cocina extremeña» (escrito en los años 50, fue publicado en 1994):

La morcilla de lustre de cerdo se hace de las grasas que sueltan las tripas cuando se lavan, se pica la grasa con las tijeras menudita, se le echa una buena poca de cebolla, perejil y hierbabuena todo bien picado, se le echa la sangre, orégano desmenuzado, sal, un cucharón de ajos picados por la máquina, una poca de pimienta colorada, se amasa todo bien con la sangre, se sazona y después se llenan las tripas de cerdo […] La morcilla lustre de cordero y de ternera se hace igual, pero no se le echa orégano ni pimienta colorada.

Juan José Becerra Ladera
LA VOZ DE FERIA

Un comentario

  1. A mí es una de las cosas que me gusta muchísimo. A mí y a mi hija la mayor también, los demás bueno algunos y otros no.

Tu aportación

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s