Collera

Una collera es una ‘pareja de cualquier animal, con preferencia de aves’: En la rama de aquella encina se ha posao una collera de tórtolas. Ocasionalmente también puede ser de personas. Con su derivado encollerar ‘emparejar, formar o juntar en pareja’.

Entre las acepciones de la palabra collera, el diccionario considera la de ‘pareja de ciertos animales’ como propia de Andalucía, donde se emplea profusamente con estos sentidos.

Se trata entonces de un andalucismo, con proyección americana, muy extendido por la Baja Extremadura. Alcalá Venceslada en el «Vocabulario Andaluz» (1951), registra collera con referencia a una pareja de animales se trate de aves (una collera de pavos, palomos, etc), caballerías (esa collera de yeguas es lo mejor de la feria) o perros (una reala de ocho colleras de podencos).

Por extensión, una collera también puede ser de personas (la collera de garrochistas que acosan y derriban un becerro). Los hermanos Álvarez Quintero pone colleras (par de mellizos) en boca de uno de los personajes de su pieza teatral «Las Flores» (1901):

A mí se me han puesto los pelos de punta. Sí; porque si da en la flor de traérmelos (los hijos) por colleras, como los palomos… !apaga y vámonos!

Esta palabra procede de cuello (latín collum), pues collera con propiedad es ‘un arreo con que se unce por el cuello o pescuezo la yunta de mulas para el tiro’, y de aquí al propio ‘par de animales que forman la yunta’. Como su derivado encollerar o acollerar, que no acollarar (derivado de collar). Verbo que aparece una versión de la fábula “La zorra y la cigüeña” recogida en Fregenal de la Sierra:

Entonces la cigüeña y el cigüeño, que eran los que estaban acolleraos, pues estaban allí en su nío, hicieron la ceremonia de la boda, y empezó ya la hora del banquete. (Rodríguez Pastor: «Cuentos extremeños de animales» (2000).

Rodríguez Perera en su «Aportación al Vocabulario» (1946) localiza en Villanueva del Fresno y su comarca el nombre collera y su verbo correspondiente:

Collera: 1. Yunta de mulos, burros. A los de bueyes o vacas se les llama especialmente yunta. 2. Dos personas que van o están juntas. Así se dice a dos personas ¿Qué hace la collera?
Acollerar: Formar pareja, igualarse o avenirse bien dos personas o animales’. Procede de collera o yunta de animales de labor o de tiro.

Palabras que emplea el pacense Antonio Cuéllar Grajera en sus «Estampas de caza mayor (Monterías de reses en Extremadura, 1954)»:

El cochino, al entrar en el regato, fué atacado por una collera de lobos, escondidos entre las zarzas, hambrientos -sin duda- de varios días.
El perro, para enseñarse, debe acollerarse con uno que sea bueno.

En Badajoz, según Santos Coco (1940), también se llama collera de aceiteros o cuernos (a los enseres hechos con dos cuernos de bovino en los que lleva el labrador el aceite y el vinagre).

Velo Nieto en «El habla de Las Hurdes» (1956) aporta collera con otro sentido muy diferente, el de ‘costal de poco más de una fanega que lleva la caballería al molino, con grano’, como en la vecina Salamanca. En Sierra de Gata y Valle de Ambroz es un ‘costal a medio llenar de algo’; por comparación con el que, a modo de bandolera, se cuelga del cuello el sembrador para diseminar el grano.

Y en todas partes la collera es el conocido ‘aparejo que sujeta la canga o yugo de costillas al pescuezo de la caballería’. En Feria este apero se compone de dos piezas: la albardilla y el anterrollo.

© Juan-José Becerra Ladera

Allí estaba san Isidro con su yunta de bueyes y san Joaquín con su collera de pichones.

Tu aportación

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s